Universitarios de oriente conocieron sobre el patrimonio cultural marítimo de El Salvador

0

La socialización del conocimiento y los trabajos investigativos fueron los objetivos de la charla denominada “Arqueología marítima”, impartida por el arqueólogo Roberto Gallardo, el pasado miércoles 28 de noviembre, en las instalaciones de la Facultad Multidisciplinaria de Oriente de la Universidad de El Salvador.

La actividad se enmarcó dentro del programa MUNA Académico, que sirve como un espacio abierto para dialogar, proponer y conocer las diversas investigaciones que contribuyen a la historia y a las identidades en El Salvador. Asimismo, contó con el apoyo del Museo Regional de Oriente (localizado en San Miguel).

Gallardo inició delimitando el concepto de patrimonio cultural marítimo, el cual hace referencia y estudia los yacimientos, los objetos, los restos humanos y los paisajes que se encuentran sumergidos bajo el agua, total o parcialmente.

“La ubicación de esos sitios puede ser el fondo marino, en las costas, incluyendo bahías, golfos, esteros, así como playas”, dijo el arqueólogo, quien citó ejemplos tales como puertos y muelles, ciudades hundidas, aeronaves hundidas, sitios arqueológicos terrestres cerca del mar, pecios (barcos hundidos) y “cualquier otro objeto dejado por personas en el pasado que se encuentre bajo el agua, en el mar territorial”.

A la fecha, en El Salvador se han identificado y registrado 12 sitios arqueológicos marítimos, de los cuales 10 son pecios y uno es el antiguo Puerto de Acajutla, el primero que estuvo en uso en el territorio durante la conquista española.

“Nueve de estos barcos funcionaron entre 1850 y 1900, porque era la época de la Revolución Industrial. Siete de estos vapores demuestran que en el siglo XIX, se introdujo tecnología nueva que sustituyó a los barcos de vela”, puntualizó el experto.

Haciendo énfasis en el oriente del país, aquí se encuentran el vapor SS Colón, que se hundió en 1904, en el puerto de Acajutla. Alcanzando la zona de la Bahía de Jiquilisco residen los veleros Kirkdale (conocido comúnmente como Guirdalia)  y Brucklay Castle (1896) y los vapores PSJ-1 (Puerto San Juan) y el SS Honduras (1886).

“De occidente a oriente, el primero es el barco de diésel denominado Anden”, ubicado en la Barra de Santiago, Ahuachapán, uno de los más recientes y el cual se hundió en 1982; en Punta Remedios, en el área natural protegida de Los Cóbanos, están los tres vapores: SS Columbus, Cheribon y el Douglas; y en la playa San Blas, La Libertad, se ubica el vapor SS San Blas, que se hundió en 1901.

Recientemente, el arqueólogo explicó que se ha encontrado otro pecio al cual se le denominó como PSJ-2, en el fondo marino de la bahía de Jiquilisco.

El encuentro estuvo dirigido a estudiantes de la Licenciatura en Educación y la Licenciatura en Sociología de la UES.

Share.

About Author

Leave A Reply