Un mes tras erupción del Volcán de Fuego: Así están los afectados

0

Numerosas familias de Guatemala viven en albergues tras la erupción del Volcán de Fuego y otras están en las zonas inhabilitadas buscando los restos de sus familiares, informó Telesur.

Un mes después de la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, la vidale cambio drásticamente a los sobrevivientes,  algunos permanecen en albergues y mientras otros se han quedado en las aldeas en riesgo entre ellas San Miguel Los Lotes, El Rodeo, La Reinita y La Libertad pese a que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) las declaró inhabitables.

La devastadora erupción dejó además más de 110 muertos y 200 desaparecidos.

Desolación en las aldeas

La aldea San Miguel Los Lotes, en Escuintla, fue la zona más afectada y en ese lugar se puede visibilizar los restos de techos de casas, láminas, troncos de árboles, prendas de vestir, zapatos y hasta juguetes entre las cenizas.

Algunos sobrevivientes buscan a sus familiares entre los escombros, como es el caso de Eufemia García, quien ha pasado este tiempo removiendo el terreno que era de su madre.

Ella es una de las pocas mujeres que están todos los días con una pala entre las manos, sin mascarillas ni botas pero sí con la esperanza de encontrar los cuerpos de sus tres hijos, de su nieto, hermanos y sobrinos.

Eufemia trabajaba incansable frente a una montaña de arena y ceniza, con el apoyo de otras personas: “Aquí, la colonia está llena de muchas familias que murieron”.

Además en estas zonas se han detectado numerosas personas afectadas por infecciones en las vías respiratorias, como resfriados, laringitis, y problemas de asma causados por la ceniza del volcán, así como afecciones en la piel, como dermatitis y escabiosis (sarna).

Foto: Prensa Libre

La vida en albergues temporales

Pedro Ruiz Hernández, de 60 años de edad, quien vivía en la aldea El Rodeo junto a su esposa, dos hijos y tres nietas, tuvo que dejar atrás su casa y huir hacia Escuintla. Ahora se encuentra en la Finca La Industria donde se instaló una carpa gigante y cuenta que tiene una semana de estar ahí y va a cumplir un mes de haber dejado su casa.

El sexagenario ahora se dedica a colaborar con los voluntarios que construyen casas temporales de madera para los damnificados.

“Nadie de mi familia quiere regresar a donde vivíamos”, aseveró.

Entretanto, los niños que se encuentran en los albergues retomarán las clases el próximo 9 de julio, de acuerdo con el ministro de Educación de Guatemala, Óscar Hugo López.

En esa oportunidad el funcionario destacó que se instalarán 20 carpas temporales -donadas por Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef)- en las que se colocarán a 40 estudiantes en cada una para que puedan recibir sus clases, aunque también se habilitarán módulos educativos.

El desastre en Guatemala ocasionado por la erupción del Volcán de Fuego dejó a 15 mil 115 niños sin clases desde la suspensión formal el pasado 3 de junio por parte del Ministerio de Educación guatemalteco (Mineduc) debido a que las instituciones educativas de las zonas afectadas sirven de albergues para los damnificados y otras fueron destruidas.

Share.

About Author

Leave A Reply