Secultura presentó fragmento de estela descubierta en El Trapiche

0

La Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de Secultura a través del Departamento de Arqueología presentó —el 22 de marzo de 2018— un fragmento de estela encontrada por el Dr. Nobuyuki Ito en el sitio arqueológico El Trapiche, finca San Antonio, Chalchuapa.

“Es un honor compartir este descubrimiento tan importante. Este hallazgo arroja datos de gran interés científico para el área mesoamericana y para El Salvador”, dijo la directora nacional de Patrimonio Cultural y Natural, Irma Flores.

En la estela, tallada en una piedra basáltica —de 28 por 22.6 centímetros— se logra observar con claridad la representación del número siete (dos puntos y una barra) y, de manera parcial, se aprecian otros glifos de escritura mesoamericana, los cuales aún deben ser estudiados.

La pieza presenta una fecha correspondiente al antiguo calendario utilizado en Mesoamérica. De forma preliminar, el arqueólogo Ito considera que “se observa un glifo introductorio para la serie inicial y también los glifos de numeración, los cuales se pueden interpretar como 7 baktún (un baktún equivale en promedio a 394 años),  y esto ubica temporalmente el fragmento de la estela entre el año 354 a. C. – 41 d. C., conocido como el periodo Preclásico tardío”.

El  fragmento se encontró enfrente de uno de los montículos del mencionado sitio. Pudo haber sido enterrado como ofrenda sobre una base de piedra en la que se colocó con el lado esculpido hacia arriba. Sobre esta se pusieron piedras para rellenar la cavidad y gravillas para sellarlo.

“Este hallazgo es de suma importancia. Es el segundo monumento de estas características en el país, el primero es el Monumento 1 de Chalchuapa, que fue encontrado en la misma zona de El Trapiche en los años 60 por el Dr. Robert Sharer. Este ejemplar lítico nos está brindando información importante del avance que se tenía en la región occidental de El Salvador, que estaba plenamente identificada con Mesoamérica en cuanto a escritura y sistema calendárico. Esta es una pieza clave para avanzar en el entendimiento de ese rompecabezas que es la historia prehispánica de nuestro país”, dijo el coordinador de Investigaciones del Departamento de Arqueología, Julio Alvarado.

El Dr. Nobuyuki  Ito —profesor asistente de la Universidad de Nagoya— inició sus investigaciones en El Trapiche en 2012, un año después se presentaron los primeros hallazgos: Dos “cabezas de murciélago o jaguar”. En la actualidad, ejecuta la sexta temporada del Proyecto Arqueológico de El Trapiche, Chalchuapa, etapa 2015-2018, bajo la supervisión del Departamento de Arqueología de Secultura.

El Trapiche tiene evidencia de ocupación desde 1200 a. C. Su mayor actividad constructiva se dio entre el año 400 a. C. y 300 d. C. En el sitio hay al menos 9 estructuras piramidales construidas de tierra (talpetate, arcilla café, arena y barro negro).

Un hecho que destaca a El Trapiche es su participación en el desarrollo de los sistemas calendáricos y de escritura mayas. Esto se conoce por el Monumento 1, el cual fue encontrado en un contexto sellado por la ceniza volcánica de Ilopango, perteneciente al Preclásico tardío; contiene un largo pero muy maltratado texto glífico, incluyendo al menos un aparente glifo calendárico, lo que para algunos arqueólogos significa que el origen de la escritura avanzada en el área maya pudo haberse dado en el sector sureste.

Share.

About Author

Leave A Reply