Robar es delito, pero solo para los pobres

0

Escrito por Alex Lobato

Esta semana ha quedado demostrado como opera la justicia para el rico, y como funciona para el pobre, aunque el delito sea en dimensiones diferentes, la pena para el rico siempre es menor, mientras que el pobre se pudra en la cárcel.

La corrupción en nuestro país es imperante, Gobiernos pasados saquearon las arcas del Estado, para enriquecer sus vidas y tener privilegios con el dinero de la cosa pública, el dinero que le pertenece al pueblo.

Todos tenemos derecho a una remuneración por nuestro trabajo, incluso en la administración pública, pero eso no quiere decir que se debe sacar provecho, incluso de algo tan sencillo o lo más complejo.

Hoy día podemos ver como funcionarios en el pasado han robado el dinero del Estado, de los salvadoreños, al prometer hospitales, carreteras, escuelas, programas de atención a la población, y lo único que quedo de ello fue el nombre.

Solo en 22 casos de corrupción, se estima pérdidas de $550.9 millones y el 83 % de ese monto está relacionado al desvío de fondos de la partida secreta presidencial y a la ejecución de obras públicas.

Las pérdidas equivalen al 2.5 % del Producto Interno Bruto (PIB) salvadoreño de 2015. El impacto económico de estos casos equivale al 94 % del presupuesto de salud o el 60 % de la asignación para educación. Además, las pérdidas equivalen a 6.6 veces el presupuesto de la FGR y 1.25 veces el presupuesto de justicia y seguridad pública.

En su momento el doctor Salvador Arias señaló en su libro que “La corrupción se ha institucionalizado en nuestro país”. Arias se dio a la tarea de investigar de manera amplia los casos de corrupción en los 20 años de gobierno de ARENA, de los cuales un segundo presidente confesó el saqueo de más de 300 millones de dólares.

Como resultado una política perversa neoliberal de imponerles impuestos a los pobres para compensar lo que la burguesía oligárquica y sus políticos se han robado. Pero volviendo al caso Saca, la Fiscalía pide clemencia, para un ladrón confeso, y un proceso abreviado que únicamente podrían ser 10 años o menos, a eso restarle el tiempo que ya estuvo prisión, menos la resta de tiempo por buena conducta, a cambio el país únicamente recibirá el favor de Saca al devolver 25 millones, de 300 robados.

La Fiscalía de modo triunfal ha dicho que esto es un hito histórico, porque logro la confesión de un ladrón, y todavía siente que ha sido un logro que el Estado recupere únicamente un 12% de los más de 300 millones de dólares robados. Sin embargo, ayer mismo la Fiscalía logró condenar a una profesora a 12 años de prisión por haber malversado 68 mil dólares de la institución a la que pertenecía, ¿cuál es la justica?

Share.

About Author

Leave A Reply