Ministerio de Cultura brindó ponencia sobre la arquitectura de San Andrés

0

La Dirección General de Patrimonio Cultural y Natural a través de la Dirección de Arqueología brindó la ponencia “El sitio arqueológico San Andrés, arquitectura de tierra en el Valle de Zapotitán, El Salvador, Centroamérica”, la cual estuvo a cargo el arqueólogo Óscar Camacho, el 24 de julio de 2018.

El arqueólogo habló sobre la arquitectura de las estructuras de San Andrés, las cuales destacan por el empleo de tierra como material constructivo, usado también en la zona arqueológica de Chalchuapa y Chuchucato, en el Valle de Zapotitán, sitios donde predominan los conjuntos compuestos de edificios de tierra compactada y adobes que fueron revestidos con argamasas de tierra y cal.

“Es hasta hace unos años que se ha observado, en algunos casos, la utilización de bloques de toba en los sistemas constructivos, no como elementos decorativos, sino con una función de reforzar la estructura, y parecen haber estado cubiertos por las capas de argamasa. La única estructura que no tiene el mismo sistema constructivo en San Andrés, es la 7, la cual está revestida de bloques grandes de piedra (toba) sobre un núcleo de tierra compactada, bastante similar a las de Copán, Honduras”, dijo Camacho.

El arqueólogo agregó que aunque la arquitectura observada en San Andrés difiere en algunos aspectos con la zona arqueológica de Chalchuapa, guarda una estrecha relación y las dos son un referente para estudiar y comprender el desarrollo de las técnicas relacionadas a la construcción con tierra en la época prehispánica.

Según Camacho, la acrópolis de San Andrés tiene edificios que muestran un núcleo de adobe y mortero revestido por la capa de argamasa, en muchos casos superpuesta, lo cual motiva a discutir si corresponden a reparaciones y mantenimientos en la época prehispánica o a etapas diferentes de la construcción al momento en que San Andrés alcanza su apogeo, en el periodo Clásico tardío (600-900 d. C.).

“Comprender el desarrollo constructivo en tiempos prehispánicos es importante para valorar el legado tecnológico heredado del pasado”, afirmó Camacho, quien presentó la misma ponencia en el LVI Congreso Internacional de Americanistas, realizado en Salamanca, España, del 15 al 20 de julio de 2018.

Se estima que el sitio arqueológico San Andrés mide unos 6 km². Su entorno geográfico es conocido como el Valle de Zapotitán, con aproximadamente 546 km². San Andrés es conocido por su apogeo en el Clásico tardío, aunque su ocupación parece iniciar desde el 400 a. C.  El abandono pudo haber ocurrido al final del periodo, lo cual se relaciona con el llamado colapso maya.

Share.

About Author

Leave A Reply