MESUTSO denuncia daño ambiental y cultural en Tacuscalco

0

La Mesa para la Sustentabilidad de los Territorios de Sonsonate (MESUTSO) denunció —el 28 de febrero de 2018— “la violación de los derechos ambientales y culturales de la población de Nahulingo, Sonsonate, por intereses de la constructora Fénix S. A. de C. V.”,  la cual desarrolla el proyecto Urbanización Las Victorias (Acrópoli Sonsonate) en un área adyacente al centro cívico-ceremonial del sitio arqueológico Tacuscalco.

“Desde el año pasado, la empresa Fénix inicia trabajos de construcción en un terreno que tiene un sitio arqueológico sin contar con los permisos del Ministerio de Medioambiente. Una denuncia ciudadana llega a la Secretaría de Cultura y esta emite un paro de obra, pero la empresa no acata la orden de detención de la obra de terracería a partir de lo cual se destruye parte de las estructuras arqueológicas presentes”, explicó Salvador Recinos, representante de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES).

Recinos agregó que, al mismo tiempo que las comunidades denuncian la destrucción cultural, las 11 comunidades ubicadas en las cercanías del río Ceniza demandan a la constructora “garantizar que el agua del río no sea contaminada”, y enfatizó: “Es allí que nosotros como MESUTSO nos involucramos, porque vemos que la demanda es justa, y que el daño al sitio arqueológico es grave y lacera la identidad cultural de los pueblos originarios”.

Según MESUTSO, la construcción de la urbanización ha previsto lanzar al río Ceniza las aguas residuales, con lo cual se contaminaría aún más y pondría en riesgo la salud de los habitantes de las 11 comunidades, que además de usar el agua para los servicios domésticos la utiliza para el cultivo de hortalizas y de pastizales para el ganado.

“Exigimos respeto a los derechos humanos de la población que sería afectada por el proyecto. A la jueza ambiental de Santa Ana le pedimos fallar a favor del derecho al agua, al saneamiento y a los derechos culturales de los pueblos indígenas, estableciendo medidas cautelares inmediatas sobre el proyecto”, dijo el señor Nicolás Sánchez, del Movimiento de Unificación Indígena de Nahuizalco.

La petición para proteger la zona se hizo extensiva al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y a la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de Secultura, a la que pidieron mantener su postura reflejada en las medidas de protección del patrimonio arqueológico. “Llamamos a la Fiscalía General de la República para que se involucre en el caso garantizando el cumplimiento de las leyes ambientales del país”, dijo Sánchez.

El llamado de MESUTSO para proteger el sitio fue acompañado por la directora nacional de Patrimonio Cultural y Natural de Secultura, Irma Flores, y por el jefe del Departamento de Arqueología, Hugo Díaz, quienes explicaron la importancia cultural del lugar.

El sitio arqueológico Tacuscalco Los Cerritos fue declarado Bien Cultural mediante acuerdo ejecutivo en 1997, y es uno de los más importantes de nuestro país, ya que hay evidencia de ocupación continua a través de más de dos mil años, desde 1500 a. C. hasta 1524 d. C. Dicho sitio, como parte de sus límites culturales se extiende, y así lo demuestran los recientes estudios arqueológicos realizados, y de ahí la razón del porqué es importante proteger otras áreas adyacentes a la ya declarada, entre ellas la que está construyendo Fénix S. A. de C. V

Según fuentes históricas y documentos de la conquista, como el Lienzo de Tlaxcala y las cartas de relación de Pedro de Alvarado, en Tacuscalco se llevó a cabo la segunda batalla que los conquistadores españoles, junto a indígenas aliados, libraron contra los habitantes del lugar en 1524.

Tacuscalco, al estar declarado como Bien Cultural, está protegido por la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador (LEPPCES), que en su artículo 8 señala: “Los planes de desarrollo urbanos y rurales, los de obras públicas en general y los de construcciones restauraciones privadas que de un modo u otro se relacionen con un bien cultural inmueble serán sometidos por la entidad responsable de la obra a la autorización previa del Ministerio a través de sus respectivas dependencias”.

Share.

About Author

Leave A Reply