Más salvadoreñas formadas en electricidad con apoyo de Ciudad Mujer y AES El Salvador

0

Ciudad Mujer continúa formando mujeres electricistas para abrir nuevos campos de trabajo en los que puedan desempeñarse las salvadoreñas. Actualmente 83 usuarias de las sedes de Ciudad Mujer de Santa Ana, San Martín, Morazán y San Miguel, reciben el curso de instalaciones eléctricas residenciales.

La formación es impartida, por tercer año consecutivo, gracias al financiamiento de la empresa AES El Salvador, un importante aliado de Ciudad Mujer en el fortalecimiento de la autonomía económica de las mujeres. La capacitación técnica, propiamente, está a cargo del Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA-FEPADE).

De este curso se han graduado ya 38 mujeres, 28 de las cuales han sido certificadas como Técnicas Electricistas de Cuarta Categoría por la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET). Para los próximos meses se tiene previsto que 66 mujeres más también reciban esta formación.

El curso facilita a las participantes las directrices y los conocimientos básicos necesarios para la instalación de un sistema eléctrico residencial, a fin de que puedan desarrollar este tipo de trabajo de manera confiable, eficiente y segura, en una vivienda básica.

Los servicios y atenciones del programa Ciudad Mujer son gratuitas y sin restricción de edad, así mujeres como la señora Celia Margarita de León -pronta a cumplir sus 60 años- es parte del grupo de usuarias capacitadas por Ciudad Mujer Santa Ana; ella asegura que ser parte de este curso es “un sueño hecho realidad”, pues desde pequeña se interesó por las reparaciones eléctricas.

Celia ha recibido también atención sicológica y de salud, así como otros cursos de capacitación en Ciudad Mujer, por ello invita a las mujeres a acercarse y aprovechar las oportunidades que este programa tiene para las salvadoreñas. Igualmente, hace énfasis en que no se pongan barreras por la edad, ya que siempre puede intentarse aprender algo nuevo.

Otras de las capacitadas en este curso, ven en este nuevo aprendizaje la posibilidad de autoemplearse, tal es el caso de Nelly Fuentes, quien ya ha recibido una oferta de trabajo una vez finalice su formación.

La joven madre Raquel Lue, también es parte del grupo de usuarias capacitada en instalaciones eléctricas residenciales y dice sentirse muy satisfecha y agradecida de recibir una formación como esta, ya que las mujeres tienen la capacidad para incursionar en esta área de trabajo en la que la mayoría son hombres. Agradece también porque desde joven tuvo que abandonar sus estudios y no posee los recursos suficientes para pagar una capacitación como ésta; formación que espera poner en práctica a corto plazo para obtener más ingresos económicos.

Share.

About Author

Leave A Reply