La liga se va fuera

0

MARCA

El Betis cuestiona el efecto Zidane, se entregó en cuerpo y alma en una primera parte primorosa, golazo de Cejudo, mientras el Madrid no perdió la paciencia y empató por medio de Benzema, en un duelo que dejo una exhibición de Modric y una pésima actuación arbitral, al final 1-1.

El Madrid volvió a dejarse puntos fuera de casa. De nuevo, en Sevilla. Los de Zidane se encontraron a un Betis preparado para la guerra y salieron damnificados de una batalla épica. Cejudo asestó el primer golpe con un golazo, pero el conjunto blanco no perdió la calma.

Encontró el empate en las botas de Benzema y acarició una remontada que impidió Adán. Y en medio de todo eso, dos penaltis no señalados -uno en cada área- y un fuera de juego claro de James Rodríguez en el empate del Madrid. La Liga empieza a irse fuera.

El Villamarín parecía el coliseo romano. La afición jaleaba a los once gladiadores verdiblancos. El Betis salió a morder. Lejos queda esa triste versión que regalaba puntos en casa. Al Madrid ese inicio arrollador le pilló desprevenido. También el golazo de Cejudo que marcó el gol de su vida.

El Madrid, pese a todo, no perdió la calma. Demostró una templanza esperanzadora, anestesiado por la sangre fría de un Modric sublime. El croata es una maravilla de jugador. Se echó el equipo a las espaldas y lideró la reacción blanca.

Zidane rectificó en la segunda mitad y entró en escena Carvajal para dar algo de sentido a tanta aparición por banda derecha. Mientras Isco y James trataban de encontrar su sitio, Modric seguía a lo suyo. Kroos, en esta ocasión, secundó bien al croata. El alemán se inventó un pase interior que James recibió en fuera de juego. El colombiano asistió y Benzema firmó el empate.

El Madrid había convertido la batalla en un asedio incondicional a la meta de Adán. El Betis iba perdiendo soldados por el camino. Se dedicó a achicar balones mientras Adán demostraba que sí está hecho para ocupar la portería del Madrid. Sacó un misil de James y un lujo de Benzema en forma de rabona en cuestión de minutos.

Con estos ya son 14 puntos perdidos lejos del Bernabéu. 14 de los 19 que se ha dejado el Madrid en total en el camino. Del Villamarín salió tocado el equipo de Zidane. El francés no tiene una varita mágica. Quedó demostrado. Pero sí un plan definido, innegociable. Y con él morirá el Madrid esta temporada. Se fue herido de Sevilla pero aún tiene margen para levantarse. Entre otras cosas, porque ahora sí el equipo cree en lo que hace.

 

Share.

About Author

Leave A Reply