Julian Assange solicita ayuda al Gobierno de Australia

0

Julian Assange, fundador de WikiLeaks ha solicitado la intermediación del gobierno australiano ante una posible expulsión de la embajada de Ecuador en Londres, dónde desde el 2012 se encuentra refugiado.

El Portal de noticias The Intercept publicó hace una semana de la inminente acción de retirar el estatus de asilado a Assange lo que desembocaría en su inmediata expulsión de la embajada.

Jennifer Robinbson, abogada de Julian ha expresado su preocupación ante la inminente expulsión y se pronunció porque el gobierno australiano asuma su protección por ser ciudadano australiano.

“Julian sigue siendo ciudadano australiano y tiene la obligación – y creo que el deber- de ejercer los derechos de protección sobre un ciudadano australiano. Podrían participar en este para ayudar a solucionar este callejón sin salida”.

En repetidas ocasiones el presidente ecuatoriano ha expresado opinión sobre el caso de Julian Assange y ha sido enfático en señalar que no se puede prolongar eternamente la estadía del australiano en la sede diplomática.

El gobierno ecuatoriano se encuentra negociando con el gobierno británico una alternativa para poner fin al caso Assange.

Por su parte Julian se encuentra escéptico ante un posible acuerdo entre los gobiernos de Ecuador y de Inglaterra ya que en determinado momento, este último podría deportarlo a Estados Unidos donde podría ser juzgado y condenado a muerte por la publicación de documentos de carácter militar y diplomáticos de carácter confidencial.

La policía británica ha asegurado que lo detendrá porque violó las condiciones de su libertad condicional cuando se refugió en la legación diplomática, en vez de entregarse para su extradición a Suecia. Parece poco probable que mientras se resuelva el caso le vuelvan a dar la libertad condicional, por lo que podría llegar a pasar hasta un año en la cárcel, la pena máxima por este delito.

La fiscalía británica no querido confirmar ni negar si tiene sobre la mesa una demanda de extradición de Washington. Estados Unidos tampoco dice claramente lo que quiere. Cuando le preguntaron al fiscal general Jeff Sessions si la detención de Assange era una prioridad, no aclaró si había solicitado formalmente su captura: “buscaremos meter en la cárcel a algunas personas”, se limitó a decir.

Por el momento el futuro de Assange es incierto y se está a la espera de la reacción y la postura del gobierno australiano

Share.

About Author

Leave A Reply