FMI: China, EE.UU. y economía mundial, perdedores en conflicto comercial

0

La escalada en la guerra comercial entre EE UU y China podría poner «en peligro» la recuperación económica global prevista para 2019, según advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI), que señaló que los consumidores de ambos países son los «inequívocos perdedores» de esas tensiones.

«La última escalada podría dañar significativamente la confianza de las empresas y los mercados financieros, alterar las cadenas de suministro y poner en peligro la recuperación prevista para 2019», según señala un estudio coordinado por la economista jefa del organismo, Gita Gopinath.

Como consecuencia, añadió, se restará un «tercio de punto porcentual», al Producto Interior Bruto (PIB) mundial a corto plazo. En relación al tema, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde expreso que los aranceles entre Estados Unidos y China, incluidos los implementados el año pasado, podrían reducir el Producto Interno Bruto (PIB) mundial en un 0,5 por ciento en 2020, lo que equivale a una pérdida de aproximadamente 455 mil millones de dólares, una cifra más grande que el tamaño de la economía de Sudáfrica, sostuvo.

La funcionaria consideró que la mitad del impacto sobre el PIB se derivaría de los efectos de la confianza empresarial y el sentimiento negativo del mercado financiero.

El hecho, abundó Lagarde, es que las medidas proteccionistas no solo perjudican el crecimiento y el empleo, sino que también hacen que los bienes de consumo comerciables sean menos asequibles y perjudican de manera desproporcionada a los hogares de bajos ingresos.

Ante esta coyuntura, la directiva consideró que la prioridad inmediata es resolver las tensiones comerciales actuales, mientras se intensifica la modernización del sistema de comercio internacional.

Esto incluye la creación de un consenso entre los países sobre cómo fortalecer las normas de la Organización Mundial del Comercio, especialmente sobre subsidios, propiedad intelectual y comercio de servicios, recomendó.

El objetivo, añadió, es crear un sistema de comercio más abierto, más estable y más transparente, que esté bien equipado para atender las necesidades de las economías del siglo XXI.

A medida que los países están arreglando el sistema de comercio, también deben trabajar juntos para reformar los impuestos corporativos internacionales, fortalecer la red de seguridad financiera mundial y enfrentar la amenaza existencial del cambio climático, puntualizó Lagarde.

Share.

About Author

Leave A Reply