FES arresta a pandillero al desmantelar escondite de cabecilla en Monte Grande, San Miguel

0

Según relato policial, el sujeto no pudo escapar. Resignado aguarda por que la Fuerza Especializada de Reacción de El Salvador (FES) concluya el desmantelamiento del que fuera el escondite de un cabecilla de pandilla, que logró darse a la fuga descubierto por la unidad élite la madrugada de este jueves a las afueras de la ciudad de San Miguel, cabecera del homónimo departamento en el oriente del país.

Ahí en un punto del caserío Las Cocinas, del cantón Monte Grande, el integrante de la clica Saylors de la MS, Luis Antonio (16), rodeado de ropa, zapatos, hamacas y sacos de nylon que los demás miembros de su agrupación terrorista, dirigidos por el palabrero de alias Malechor, dejaron esparcidos en la madriguera al ver la presencia del equipo especializado, comenta que él reside en la colonia Ciudad Pacífica, en la jurisdicción de San Miguel, uno de varios sitios donde delinque el grupo delictivo, relata la PNC.

De acuerdo con las pesquisas de las autoridades el menor es un gatillero de la estructura criminal y era uno de los responsables de postear el escondrijo y a la vez cuidar del cabecilla que se escondía en la madriguera, junto con un numeroso grupo de criminales armados, y que es buscado desde hace varios días como un objetivo prioritario de captura por las unidades tácticas de la Policía y el Ejército.

Los agentes descubrieron en el sitio huecos cavados en el suelo donde los criminales suelen esconder armas de fuego.

En menos de 24 horas las unidades especializada de la Policía y el Ejército han descubierto y desmantelado dos escondrijos de mareros.

Ayer las unidades élite incautaron dos pantalones y camisa con camuflaje digital, dos cargadores y 38 cartuchos para fusil M 16, un cargador para pistola y una cantidad a determinar de marihuana que los terroristas de la pandilla 18R abandonaron dentro de una casa destroyer situada en el caserío Los Almendros del cantón Santa Bárbara, en la jurisdicción de Guazapa, cerca de donde policías de Apopa repelieron una agresión armada.

Dentro de los cuartos de la edificación los criminales mantenían camas, maletines con ropa, un equipo de sonido e implementos de aseo personal.

Share.

About Author

Leave A Reply