Derecha ve en el nuevo polo mediático una amenaza a sus intereses: Funes

0

El expresidente de la República, Mauricio Funes, expresó a través de un artículo de opinión que la de la derecha  ve en un nuevo polo de información y opinión una amenaza a sus intereses y al status quo.Opinión:Escrito por Mauricio Funes

Por qué es fundamental para el fortalecimiento de la institucionalidad y la democracia que surja un nuevo polo mediático?

Para nadie es un secreto que la mayoría de los medios de comunicación en el país, sobre todo los de mayor cobertura y modernización tecnológica, están controlados por la derecha oligárquica.
Y esto es así porque para que un medio de comunicación pueda sobrevivir y competir en el mercado comunicacional requiere de fuertes inversiones económicas que provienen en su inmensa mayoría de la pauta publicitaria que maneja y distribuye esta misma derecha.
No es casualidad que los principales anunciantes privados, me refiero a las empresas telefónicas, las cadenas de supermercados, almacenes que venden diferentes artículos de consumo, distribuidoras de automóviles y ventas de comida rápida, más conocida como «comida chatarra», coloquen sus anuncios en medios como El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica o en canales de tv como el consorcio de la Telecorporacion Salvadoreña y Megavision. Todos negocios y medios de comunicación de la derecha en el país, que por supuesto tienen una agenda política que buscan difundir y defender.
Por ello, la cobertura periodística y el enfoque editorial de las empresas mediáticas acaba siendo determinada por la visión y los intereses de quienes controlan, asignan y colocan la pauta publicitaria en el país.
Siempre he sostenido que el llamado «cuarto poder» no es la prensa, como suele creerse. Más bien son los anunciantes que financian la programación de radio y TV o las páginas de los periódicos escritos y digitales y las agencias de publicidad que colocan la pauta y que por esta razón tienen una fuerte influencia en la definición del sentido y orientación de la agenda con la que trabajan estos mismos medios.
De ahí la presencia hegemónica que mantiene esta derecha en la cobertura informativa del país.
Por eso es que la pretensión de la izquierda en El Salvador de tener sus propios medios o de crear un nuevo polo mediático que introduzca competencia y una mirada diferente sobre lo que ocurre en nuestro país y en el mundo entero no sólo no es una idea descabellada que atente contra la democracia, sino que, lejos de ello, es un proyecto necesario e indispensable para el fortalecimiento democrático.
Un nuevo polo mediático permitiría una mayor competencia de ideas y visiones sobre la realidad, además de potenciar un sano debate que asegure la construcción de una opinión pública más informada y por ende más crítica y menos pasiva.
No nos dejemos sorprender por los anuncios apocalípticos de la derecha y sus testaferros que ven en este nuevo polo de información y opinión una amenaza a sus intereses y al status quo. Justamente lo que puede ocurrir con la creación de este equilibrio informativo es que se quiebre la tradicional hegemonía de la derecha en los medios de comunicación. En el fondo, es a eso a lo que le temen y por eso combaten este esfuerzo.
Lamentablemente el gobierno actual o al menos el Secretario de Comunicaciones de la Presidencia de la República, responsable de la asignación publicitaria gubernamental, parecen no entender que desde esta inversión podrían contribuir a la creación de este nuevo polo mediático.
Siguiendo la tradición de los gobiernos de ARENA, esta administración continúa concentrando la pauta publicitaria gubernamental en los periódicos escritos y en las empresas de televisión que controla la derecha.
Bajo el cuestionado argumento que son medios de comunicación que tienen la mayor cobertura nacional, La Prensa Gráfica, El Diario de Hoy y la cadena de canales de TCS concentran casi el 90 por ciento de las asignaciones publicitarias gubernamentales.
Si no es desde el gobierno, que a través de una redistribución de la pauta publicitaria se podría crear y fortalecer este nuevo polo mediático, nadie más lo hará en el país.
Sólo la «chequera» gubernamental es la única que puede contrarrestar la tradicional asignación publicitaria privada de derecha hacia lo medios tradicionales y permitir que nuevos medios surjan y se fortalezcan en el país…

Share.

About Author

Leave A Reply