Condenan a penas entre los dos y más de 100 años de prisión a 38 miembros de una pandilla

0

El Juzgado Especializado de Sentencia “C” de San Salvador condenó a 38 miembros de una pandilla a penas que oscilan entre los dos y más de 100 años de prisión, por los delitos de agrupaciones ilícitas, robos agravados, proposición y conspiración en el delito de homicidio agradado, robo tentado y homicidios.

Según la prueba que desfilo en el juicio, los ahora condenados pertenecían a una estructura criminal, que operaba en el departamento de San Salvador, los cuales principalmente cometían robos de vehículos, para luego ir a cometer otros ilícitos.

Entre los casos que se les logró comprobar a los ahora condenados está el hecho cometido el 29 de septiembre del 2015, mientras se encontraba sobre la calle Panamericana, en Santiago Texacuangos, departamento de San Salvador, unos sujetos se bajaron de un vehículo y con armas le pidieron la llave de su camioneta y se la llevaron, pero luego agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) se comunicaron con él dos horas después, para decirle que su camioneta había sido encontrada en el cuartel El Zapote.

Otra de las víctimas relató que el 15 de febrero del 2016, mientras se encontraba en un negocio en San Marcos, a eso de las nueve de la noche sujetos armados llegaron donde él se encontraba y le pidieron las llaves de su pick up y al resistirse uno de los sujetos disparó para intimidarlo y se llevaron su vehículo, el cual fue encontrado en San Salvador, pero tenía reportes de que se habían cometidos otros ilícitos en su vehículo.

El juzgador en su falló dijo que entre las pruebas principales estuvo la declaración de los dos testigos con criterio de oportunidad, los cuales comprobaron que habían cometidos varios de los ilícitos con los condenados.


Además, el juzgador expresó que una de las pruebas más confiables son las escuchas telefónicas que se les efectuó a los sujetos, porque en ellas se lograba comprobar el modus operandi de la estructura criminal.

Share.

About Author

Leave A Reply