Ciudad Mujer un camino hacia el desarrollo integral de las mujeres

0

“Nunca imaginé que podría llegar a tener mi propio negocio. A través de Ciudad Mujer descubrí todo lo que era capaz de hacer, por supuesto con compromiso y dedicación. Me llena de satisfacción ver el camino que he recorrido y todo lo que he logrado. Ahora sabemos que como mujeres sí podemos alcanzar todo lo que nos propongamos”, expresó Rebeca de Orantes, usuaria de Ciudad Mujer.

Rebeca es una usuaria de Ciudad Mujer San Martín, ama de casa, quien vive junto a su esposo y a sus dos hijos en el municipio de Soyapango. Una mujer con sueños y aspiraciones que escuchó sobre el programa Ciudad Mujer, tomando la decisión de acercarse y conocerlo, una decisión que según lo expresa le cambió su forma de ver la vida.

Ella llegó a Ciudad Mujer por influencias de su hermana, quién le mostró el programa sin imaginar todos los beneficios que están a disposición de las mujeres salvadoreñas que desean un futuro mejor para ellas y sus familias. Es así como junto a su hermana, Rebeca llegó a Ciudad Mujer y se informó sobre los cursos de capacitación por los que podía optar.

Interesada en el curso de corte y confección se inscribió para adquirir nuevos conocimientos y ponerlos a disposición de su familia únicamente – según ella para realizar ajustes y remiendos – pero con el paso de los días su visión cambio, ya que no solo recibió el curso, sino que también la motivación y la asesoría para poder emprender un negocio y todo lo que esto conlleva.

Para sorpresa de Rebeca y de sus compañeras de curso, Ciudad Mujer, a través del Módulo de Autonomía Económica, puso a disposición de ellas el poder ser beneficiadas con la entrega de capital semilla, que consistió en equipos y materias primas, provenientes de fondos de la Unión Europea, con la condicionante de que formaran un asocio de mujeres que les permitiera apoyarse, desarrollar sus capacidades por medio de los conocimientos adquiridos y lograr su autonomía económica.

“Iniciamos un grupo grande de mujeres y conformamos una unión de personas (UDP) al ver la oportunidad que se nos presentaba, de las cuales hoy solo quedamos dos y en el año 2014 logramos conformar un asocio del que surgió Kosturé, un emprendimiento dedicado a la confección de ropa de cama, ropa a la medida y accesorios en tela”, ese es nuestro negocio, expresó Rebeca de Orantes con gran satisfacción, quien expresa que en Ciudad Mujer, desde el principio se les enseña a que como mujeres deben de apoyarse y fortalecerse.

Confección de ropa femenina, ropa deportiva, ropa de cama, manteles, cortinas, bolsos, cosmetiqueras y monederos, son solo algunas de las prendas y accesorios que confeccionan y fabrican en Kosturé y no descartan que en un futuro muy cercano puedan confeccionar prendas de alta costura, ya que también se han capacitado en esta área.

Dentro de las metas alcanzadas está el haber podido alquilar un local para establecer su taller de producción, en el que trabajan hombro a hombro con su compañera, y que en algunas oportunidades cuando tienen pedidos grandes les permite subcontratar a otras mujeres brindándoles fuentes temporales de trabajo, lo que constituye para ella un gran logro y le impulsa a continuar con su negocio.

Hasta el momento, la comercialización de las prendas de vestir y de los artículos confeccionados la realizan en los mercaditos y ferias institucionales programadas por Ciudad Mujer con el apoyo de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE). Es así como se han dado a conocer y han logrado realizar algunos pedidos de uniformes para ONGs e instituciones privadas. “Nuestro sueño es lograr que nuestros productos se vendan en almacenes de prestigio, como también establecer nuestro propio local y no dudo que lo lograremos”, son las palabras de Rebeca, quien junto a su compañera están trabajando día a día en ello.

Ciudad Mujer en alianza con la Unión Europea ha venido ejecutando el proyecto “Promoción de los derechos de las Mujeres a través del Fomento de la Autonomía Económica y la Atención a la Salud Integral”, con el cual Rebeca y su socia fueron beneficiadas con capital semilla materializado en máquinas especializadas para el área de corte y confección, y materias primas, lo que les sirvió de base para consolidar su iniciativa actual de negocio llamada Kosturé.

“El apoyo que he recibido de Ciudad Mujer es único e invaluable, ha sido muy beneficioso y satisfactorio para mí, ya que no solo me han enseñado a descubrir mis capacidades, para lograr mi autonomía económica, sino que también me han formado para que pueda conocer sobre los derechos que tengo como mujer” enfatizó Rebeca de Orantes.

“Ciudad Mujer me cambió la vida”, son las palabras de Rebeca al expresar con emoción que Ciudad Mujer la ha formado integralmente y le ha brindado todo el soporte y la asesoría necesaria para que pueda alcanzar sus metas propuestas, que hasta hace algunos años solo eran ideas y sueños.

Share.

About Author

Leave A Reply