Adultos mayores validaron tradición oral de Santo Domingo de Guzmán

0

En el marco del proyecto Titajtakezakan. Hablando a Través del Tiempo: Tradición Oral y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), adultos mayores de Santo Domingo de Guzmán validaron, por segunda ocasión,  la tradición oral de su localidad el 30 de febrero de 2018.

La intención del encuentro era corroborar la información brindada por los adultos mayores en las entrevistas realizadas con anterioridad, para conocer las historias, mitos, tradiciones y leyendas de su pueblo, explicaron las antropólogas Ana Mata y Marielba Herrera, junto al técnico Carlos Cortez, del Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI), de Secultura.

Con el apoyo de estudiantes del Complejo Educativo de Santo Domingo de Guzmán y estudiantes de náhuat, se juntó en grupos a los adultos mayores para validar la información dividida en cuatro temas: Brujos, parajes y encantos;  historias del pueblo; tradiciones religiosas, y prácticas relacionadas a la naturaleza.

Entre las historias que se validaron estaba la leyenda del milagro hecho por el santo patrono de la localidad, quien según cuentan creó una laguna para detener la llegada del ejército en 1932. “La historia que me narraba mi abuela era que Santo Domingo, el patrono de aquí,  era el que les hizo el milagro en el 32,  porque aquí no hubo muertos”, expresó don Fausto Pérez sobre el etnocidio en el que fueron asesinados miles de campesinos indígenas de la zona occidental.

Entre las tradiciones religiosas también validadas está la de San Isidro Labrador, el santo de los agricultores. “Esa tradición era bien bonita porque si no llovía, se sacaba el santo a los cantones y andábamos con ellos en las procesiones cantando,  y otro día ya llovía; ahora todo eso se terminó, yo me recuerdo, yo lo he vivido, he andado en las procesiones cuando era pequeña”, dijo  la señora Celestina Vásquez.

El material recopilado se difundirá a través del uso de las TIC en idioma náhuat y español; además, se harán presentaciones a sectores de la comunidad local.

“Hay cosas que nosotros no sabíamos y gracias a los señores que nos contaban fue que aprendí más sobre la historia del pueblo, porque antes todo era diferente, las calles eran empedradas, las costumbres eran diferentes, y ahora ya no se practican y muchas ya se han olvidado. Nosotros pensamos transmitir esas historias a otras personas; hay niños que no saben nada de antes”, opinó la estudiante Laura Sermeño, quien es  parte del grupo que ayuda a recopilar la tradición oral.

El proyecto Titajtakezakan. Hablando a Través del Tiempo: Tradición Oral y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) es financiado por la Unesco, a través del Fondo de la Convención para la Salvaguardia del PCI por US$24,995.00; la Secretaría de Cultura, por US$13,200.00; y el Complejo Educativo de Santo Domingo de Guzmán, por US$220.00.

El proyecto busca la valorización del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) de dicho municipio, y responde a la necesidad de inventariar el patrimonio local con énfasis en la tradición oral contenida en su mitología, cuentos y leyendas, explicó la antropóloga Ana Mata.

Share.

About Author

Leave A Reply